• Andes HSG

Beneficios del uso de anestesia local para pacientes y profesionales de la salud

Es común y esperable observar preocupación ante la aplicación de anestesia. En efecto, el uso de la sedación implica un cuidado especial cuando se trata de anestesia general, que implica a todo el cuerpo, usualmente a través de la aplicación de medicamento intravenoso o inhalación, de manera que el paciente experimenta un estado de total inconsciencia.


En el pasado, la aplicación de hipnóticos y analgésicos intravenosos solía producir sobre-sedación, sueño profundo, perturbaciones en la respiración, presión arterial y frecuencia cardíaca, además de dolores, entre otros. Sin embargo, en la actualidad la tecnología ha avanzado de manera que es mucho más común y eficiente la aplicación de anestesia local o sedación consciente, que reviste mucho menos riesgo y resulta más efectiva.


En el presente artículo revisaremos brevemente los tipos de anestesia y las ventajas de la anestesia local.


Tipos de anestesia


tipos de anestesia

Antes de detenernos en las ventajas de la sedación consciente, demos un breve vistazo a los distintos tipos de anestesia.

Anestesia local: se aplica en las zonas específicas durante la intervención. El paciente permanece consciente.

Anestesia regional: se aplica en áreas mayores respecto de la anestesia local, de manera que se inhiben los nervios implicados para evitar el dolor.

Sedación: implica un efecto menos potente que el de los tipos anteriores. Puede aplicarse de diversas formas: vía intravenosa, en formato pastillas o mediante inhalación.

Anestesia general: implica todo el cuerpo y actúa directamente en el cerebro, de manera que el paciente alcanza un estado de inconsciencia general. Puede aplicarse vía intravenosa o mediante inhalación.

Habiendo revisado los tipos de anestesia, veamos las ventajas de la anestesia local.


Neuroprotección y sedación consciente

La anestesia local consiste en la aplicación de fármacos que controlan el dolor específicamente en la zona que se ha de intervenir, de manera que el paciente permanece absolutamente despierto.

En la actualidad, se han desarrollado métodos electrónicos que permiten la dosificación de fármacos intravenosos en el desarrollo de técnicas de anestesia local o sedación consciente, lo que ha hecho posible que el propio paciente pueda monitorear su actividad neurológica (neuroprotección) con un alto grado de seguridad.

El hecho de que el paciente pueda permanecer consciente favorece la comunicación y colaboración con los profesionales durante la intervención, por ejemplo, en torno a la supervisión del dolor o la ansiedad, la presión arterial, el pulso, la oxigenación de la sangre, etc.


Seguridad

Entre los beneficios de la anestesia local, podemos considerar la seguridad. Dado que está técnica no implica el cerebro, sino únicamente la zona específica que se ha de intervenir, las funciones vitales del paciente, tales como la respiración, pueden desarrollarse plenamente, además de evitarse alteraciones cardíacas por la mínima cantidad de medicación que es necesario verter en el torrente sanguíneo.

Por otro lado, a propósito de la seguridad, este tipo de procedimiento posibilita la intervención en pacientes de edad avanzada, incluso con patologías asociadas al corazón, el cerebro, la presión arterial, diabetes, enfermedades respiratorias, afecciones del riñón, entre otras.


Mínimo riesgo y ausencia de efectos secundarios

Mientras sea viable, la anestesia local siempre será aconsejable, dado que implica un mínimo riesgo y no existen efectos adversos asociados. Por el contrario, existe un amplio consenso acerca de que la anestesia general es más bien recomendable en intervenciones con niños y pacientes con cuadros de ansiedad aguda, debido al estado de inconsciencia que determina la total inmovilidad.

Otros beneficios

La sedación consciente mediante anestesia local opera específicamente en las fibras sensitivas. No genera irritación, hipersensibilidad ni lesiones en el tejido de la zona en que se aplica. Su acción es absolutamente reversible respecto de su intervención en la estructura nerviosa y el tiempo que dura su efecto es completamente manipulable y pronosticable. Los niveles de toxicidad son mínimos. Desde su aplicación, el lapso en que surte efecto es breve. Finalmente, es una opción médicamente estable y económica.


¿Anestesia local o general?

En definitiva, no es posible aseverar una preferencia por uno u otro método. La elección deberá considerar las condiciones propias del paciente y de la intervención misma. Así, podemos identificar tratamientos que pueden desarrollarse mediante la aplicación de anestesia local más sedación o anestesia general, indistintamente; o bien, anestesia regional más sedación.


Te invitamos a visitar el sitio web de Andes HSG, especialistas en la industria de las soluciones médicas y odontológicas de primer nivel, a través de la utilización de materiales biológicos para la regeneración, equipamiento de magnificación para especialistas y tecnologías que facilitan la práctica odontológica.

9 visualizaciones0 comentarios