• Andes HSG

USO DE ÓXIDO NITROSO COMO MÉTODO DE SEDACIÓN EN PARTOS

El alivio del dolor de la madre es una de las partes más importantes del trabajo de parto, para asegurar la comodidad de ella. Existen muchos métodos de sedación, siendo el Óxido Nitroso uno de los más efectivos.


Por: Andes HSG



El Óxido Nitroso es uno de los métodos de sedación más antiguos que existen. Este se puede usar para diferentes propósitos en la medicina, donde destaca como un método de sedación en partos. En países como Inglaterra, Australia, Canadá, Suecia y Finlandia este sistema sedativo es bastante popular.


Según un estudio de Estefanía Bueno Montero, Matrona en el Hospital de Jerez en Cádiz, España, “El Óxido Nitroso es uno de los más efectivos dentro de los métodos farmacológicos alternativos a la epidural y con muchos menos efectos negativos para la madre y el bebé”.


Este gas, “Al aplicarse se reduce la Concentración Alveolar Mínima de los agentes volátiles potentes, así como la Velocidad Mínima de Infusión de los anestésicos intravenosos, lo cual disminuye los efectos colaterales de estos últimos”.


El alivio del dolor es uno de los aspectos más importantes a controlar durante un parto, no sólo para que la paciente se sienta más cómoda sino porque este puede traer consecuencias post parto. “El grado de dolor experimentado y la efectividad del alivio del dolor influyen en la satisfacción de la mujer con el trabajo de parto, así como directamente con el parto en sí mismo. Además, se pueden producir una serie de efectos emocionales y psicológicos, tanto inmediatos como a largo plazo, que influyen sobre la lactancia y en la interacción madre-recién nacido”.


Beneficios del uso de Óxido Nitroso en partos

El estudio de Bueno Montero llega a la conclusión de que existen múltiples aspectos positivos que produce la sedación por Óxido Nitroso a la hora de dar a luz.

  • Reducción de la ansiedad y el miedo.

  • Control de los movimientos corporales involuntarios.

  • Aumento del umbral del dolor.

  • Acción de rápido efecto.

  • Rápida recuperación.

  • No produce ningún tipo de irritación.

  • Es ideal para mujeres embarazadas que requieran sedación durante la primera y segunda fase del trabajo de parto.

  • Posoperatorio sin complicaciones.

  • No genera alteraciones por acumulación en otros órganos, ya que no sobrecarga el metabolismo hepático ni renal.

  • No es tóxico, puesto que no se metaboliza.

  • Tiene mínimas contraindicaciones.

Así, el Óxido Nitroso como sedante no sólo actúa rápido, sino que permitirá un óptimo desarrollo del parto, gracias a que la mujer estará más relajada. Además, no influye en las contracciones uterinas y tiene menos efectos secundarios que la anestesia epidural (en el corto y largo plazo). También es seguro.


“Gracias a que no es un gas inflamable, es extremadamente seguro para uso medicinal. Otras características que le confieren seguridad son: bajo coeficiente de solubilidad, efecto de la concentración y del segundo gas, analgesia y sedación, no se metaboliza en el organismo y posee mínimos efectos colaterales”, asegura el estudio.


El Óxido Nitroso no solamente se utiliza en partos, sino que también es un método de sedación muy popular en la odontología, destacando su uso en Europa y Estados Unidos. Al igual que las mujeres embarazadas que sienten miedo y ansiedad a la hora del parto, los pacientes de un dentista pasan por las mismas emociones.


Ante esto, el uso de Óxido Nitroso como método de sedación es ideal para disminuir la ansiedad. Encuentra el equipo ideal para aplicarlo en tu consulta acá.


#andeshsg #anestesia #sedacionconsciente #baldus #parto #oxidonitroso #ansiedad #recuperacionrapida #noestoxico #blog #medicina

11 visualizaciones0 comentarios