Jonix.png

JONIX NTP (NON THERMAL PLASMA) 

La tecnología de Jonix NTP desinfecta los ambientes al explotar las propiedades descontaminantes del aire cuando se activa mediante la energía controlada, producida por los generadores especiales NTP patentados por Jonix. El aire al activarlo de esta manera queda compuesto por moléculas “excitadas” (Especies Reactivas) que atacan a las moléculas contaminantes, descomponiéndolas, y a los microorganismos, provocándoles daños estructurales y funcionales que los vuelven inactivos (acción biocida y virucida).

La tecnología de Jonix NTP elimina una amplia variedad de contaminantes como virus (incluido el Covid-19), bacterias, mohos, alérgenos, compuestos químicos volátiles y todo tipo de olores del aire y las superficies. 

TECNOLOGÍA PATENTADA

 

Los dispositivos Jonix descontaminan y desinfectan continuamente el aire y las superficies de los ambientes interiores a través de la Jonix Non Thermal Plasma Technology, una forma avanzada de ionización, activada por generadores especiales desarrollados por Jonix Lab, protegida en su singularidad y efectividad a través de patentes específicas.

Jonix Non Thermal Plasma Technology es el sistema de desinfección sin contacto que garantiza ambientes constantemente descontaminados durante todo el tiempo de funcionamiento de los dispositivos, minimizando la recolonización del ambiente, a diferencia de las descontaminaciones de una sola vez.

Con Jonix Non Thermal Plasma Technology, el aire y las superficies están seguros las 24 horas del día, incluso en presencia de personas (sin contraindicaciones) protegiendo la salud de los ambientes al no interferir con el funcionamiento de maquinarias, sistemas de aire acondicionado y dispositivos tecnológicos. 

UNA ELECCIÓN DE VALOR, EFECTIVIDAD Y SOSTENIBILIDAD

La tecnología de Jonix NTP no utiliza productos químicos, no libera residuos en los ambientes tratados, tiene un bajo consumo energético frente a un significativo poder higienizante. 

Es una tecnología extremadamente versátil que se puede utilizar para tratar el aire y las superficies, en cualquier tipo de ambiente, independientemente del tamaño y uso  (médico, profesional, doméstico, escolar, belleza, gastronomía, turismo y hostelería, museos). 

 

Respirar aire puro puede transformar la vida: previene las infecciones por enfermedades transmitidas por el aire, mejora el bienestar de las personas, incluidas las más frágiles (inmunosuprimidos, ancianos, niños, personas con alergias, asma o problemas respiratorios) de forma continua, sin efectos secundarios o contraindicaciones y ayuda a prevenir enfermedades y trastornos relacionados con la presencia de contaminantes en ambientes cerrados (Síndrome del Edificio Enfermo). 

¿Qué esperas? Pide el tuyo aquí